16 enero, 2021

Gracias a Jesús, a su bautismo, nuestra cercanía con Dios es posible. Hemos de bautizarnos con el Espíritu de Jesús, dejar que el Espíritu de Dios actúe en nosotros.